Tres candidatos al sillón de Rivadavia

A comienzos de 2013, publicaba en esta misma página que:

“... la fuerte presencia del peronismo en todos los ciclos intermedios y la del kirchnerismo a lo largo del último, no hacen más que corroborar..., que tendremos un triple escenario presidencial...”

      Hoy, dos años más tarde, ya conocemos los nombres que componen ésta terna de candidatos; y si regresamos hacia el pasado, veremos que las fechas sincrónicas con el 10 de diciembre de 2015, inicio del próximo mandato, reflejan claramente sus orígenes:Terna presidenciable 2015

 

16/02/2003: Comienzo del Kirchnerismo.

25/04/1990: Menemismo.

02/07/1977: Dictadura Militar.

08/09/1964: Presidencia de Arturo H. Illia.

16/11/1951: Reelección de Juan Domingo Perón.

     

     Como podemos apreciar, los tres principales candidatos actuales, Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa (nombrados por su fecha de nacimiento) comparten esta condición; ya que surgieron a la vida pública merced a su vínculo con el menemismo, y se afianzaron políticamente durante el kirchnerismo.

      En éste escenario, entonces, los tres candidatos expresan un mismo tipo de impronta personal, pero con distinta proyección; como los tres estados del agua, que a la vista se presentan como opciones muy diferentes, pero que en esencia tienen un mismo origen común y cualquiera de ellos puede transmutarse en los otros dos. Luego, esto dificulta establecer una clara diferencia entre sus propuestas de gobierno, lo que por supuesto se ve reflejado en la superposición y manipulación de las encuestas.

  Ciclo 2003-15
    En tanto, las fechas más lejanas, como la influencia de la Dictadura del ’76, refuerza los argumentos de derecha en los discursos; mientras que la presencia de Ernesto Sanz en la coalición electoral con Macri, no hace más que reflejar en nuestro presente a la UCR del ’64, que igual que entonces va dividida. Perón, en cambio, mira desde el atrás del tiempo, en que se ha convertido todo su legado; y nos advierte que los próximos cuatro años que nos sincronizarán gradualmente con 1955, pueden significar el fin del peronismo histórico.

      Entonces, ¿Cuál es el candidato del gobierno? y ¿Quiénes son la oposición?

      No hay una línea divisoria clara, a pesar que Scioli represente al kirchnerismo. La frontera de la vieja ideología se está disolviendo, y los postulantes a dirigir el país no pueden ocultarlo. Pisan terreno resbaladizo, así los delatan sus dichos en público y la incertidumbre que les impide determinar el foco de la campaña. ¿Inseguridad? ¿Ganancias? ¿Justicia? ¿Negociados? , de ¿Corrupción? Mejor ni hablar.

      Luego, considerando que en 2003 la opción final fue Menem vs. Kirchner, y hoy la opción se debatirá entre sus respectivos herederos políticos; y que el próximo periodo presidencial estará estrechamente vinculado a la impronta histórica dejada por Néstor Kirchner durante su gestión; no nos es posible aventurar un claro triunfo del oficialismo, aunque sí de la permanencia en gran medida del actual modelo político.

      Por último, y más allá de todo, lo más importante que nos va a suceder como pueblo y como Nación, es que Argentina ingresará el 30 de mayo a su ciclo de Transformación, y lo hará en sincronía con la gesta de 1810. Comenzaremos así un tiempo apto para sanar el terrible pasado de fragmentación social que llevamos a cuestas generación tras generación, que pondrá a prueba nuestra capacidad para generar una Cosmovisión de Futuro en común. Una visión de Unidad en la Diversidad por encima de todo dogma, doctrina o ideología.

      Y la buena noticia es...

      Que esto acontecerá independientemente de quien sea electo presidente.

 

 

     

Joomla Templates - by Joomlage.com