Candidatos 2015

           En la historia argentina, alcanzan los dedos de una mano para contar a los presidentes que fueron verdaderos líderes sincrónicos, o sea, aquellos cuya vida transcurre en sincronía con los ciclos fractales que rigen a nuestro país. Uno de ellos fue Urquiza, quien durante su gestión promulgó la Constitución de 1853, el siguiente fue Hipólito Yrigoyen (ciclo 1916-1930) y el último, Juan Domingo Perón (ciclo 1943-1955); ambos derrocados por dictaduras militares.

        ArgentinaLamentablemente, no existe éste tipo de liderazgo entre los actuales candidatos a ocupar la Presidencia de la Nación en 2015, y esto me preocupa bastante, ya que no encuentro elementos en sus vidas que vayan más allá de sus propias aspiraciones personales; siendo esto más grave aún de lo que parece, dado que en mayo de éste año nos hemos sincronizado con mayo de 1810, ingresando a un ciclo de transformación que deberíamos aprovechar para sanear nuestro pasado y gestar las bases de una Argentina próspera y con visión de futuro a largo plazo.

        Mientras tanto, la polarización que se ha instalado y el argumento de los “dos modelos”, tiene sus orígenes en la coexistencia simultánea sobre nuestro inconsciente colectivo, del ciclo neoliberal (1990-2002) y el ciclo kirchnerista (2003-2015); ciclos compartidos por los tres principales candidatos en el transcurso de sus carreras políticas, razón por la cual no son totalmente creíbles en sus discursos y suscitan muchas dudas en cuanto a las promesas de campaña (recordar la famosa “revolución productiva” de Menem).

       Pero hay una explicación para todo éste sentir, y para ello analicé la energía de nacimiento de los presidentes argentinos desde Urquiza hasta los candidatos actuales, y encontré una respuesta.

       Resulta que los mayas dividían sus 20 energías Razas Mayasarquetípicas (sellos) en 4 razas (roja, blanca, azul y amarilla), las cuales además de representar los 4 puntos cardinales, imprimen un conjunto de cualidades propias a quienes nacen bajo sus influjos.

        Ahora bien, en base a esta información, podemos observar del listado de presidentes argentinos, como Urquiza (raza ROJA - iniciador) da comienzo a un nuevo tiempo histórico, donde se suceden mayormente presidentes de raza amarilla (organizadores) coincidiendo con la etapa de Presidentes Argentinala organización nacional, hasta el año 1914 donde Victorino de la Plaza (raza ROJA - iniciador) implementó la Ley Sáenz Peña del voto universal secreto y obligatorio y cerró con su mandato el “ciclo conservador”, dando paso al radicalismo y más tarde, al peronismo.

        Luego, entre la llegada de Yrigoyen (raza azul - transformadora) en 1916 y el derrocamiento de Perón (raza amarilla - organizadora) en 1955, transcurrieron 39 años de gobernantes de raza azul y amarilla, hasta la llegada de Pedro Eugenio Aramburu (raza ROJA - iniciador) cuyo mandato marca el viraje al predominio de los iniciadores (raza roja) en la sucesión presidencial.

        Observen en la lista, como en los 103 años que separan a Urquiza de Aramburu, tan solo hubieron 10 años de mandato de la raza roja (10%); mientras que en los 70 años que van de Aramburu hasta la fecha, la raza roja gobernó por 47 años (67%). Esta mutación de “color” a lo largo del tiempo nos muestra claramente como los gobiernos rojos de ser introductores de un cambio colectivo, pasaron a ser expresiones de ideologías personalistas, surgidas para resolver las contingencias del momento y carentes de una visión de futuro que las instalen en el tiempo.

        Recién en 2001, con el “que se vayan todos” pareció cortarse la racha roja, cuando Eduardo Duhalde (raza blanca - concretadora) se hizo cargo de ordenar la debacle política, económica y social que había dejado el neoliberalismo; para luego ser sucedido por Néstor Kirchner de raza azul, que tanto simpatizantes como opositores perciben muy distinto a su esposa y actual presidenta, Cristina Fernández (raza roja). Y como hoy estamos en sincronía con éste momento histórico, se da que el kirchnerismo no decae tanto como esperaba la oposición; pues en la mente de los votantes no está presente Cristina, sino Néstor, lo cual se ve claramente en los mensajes de la campaña electoral.

        Es por ello, que Daniel Scioli se vale de la imagen de Néstor Kirchner para mostrarse como un “transformador” y Sergio Massa de Roberto Lavagna (ex Ministro de economía de Duhalde) para mostrarse concretador. En tanto Macri hace lo propio a través de sus compañeros de formula en la Ciudad de Bs. As., Horacio Rodríguez Larreta y Gabriela Michetti (ambos de raza blanca - concretadores) y María Eugenia Vidal (raza azul - transformadora).

       CandidatosPor último quiero mostrarles un cuadro donde se observa como el sello de nacimiento de los tres candidatos con más chances de ser electos, se relacionan con los ex presidentes de Argentina (Cristina Fernández lo será en breve). ¿Será un voto cantado?

        A modo de conclusión de éste análisis histórico, lo verdaderamente importante, es que quien resulte electo presidente constituya un puente genuino hacia la unidad de los argentinos y de Argentina con sus pares Sudamericanos, pues es en estas tierras donde aguarda el futuro de la humanidad, y ciertamente, el resto del mundo no pasa por su mejor momento.

¡Que así sea!

Joomla Templates - by Joomlage.com