Futuro político de Argentina entre 2013 y 2015

        El siguiente análisis prospectivo de la política argentina se basa en el estudio de los ciclos de Tiempo Fractal que se encuentran actualmente afectando nuestro inconsciente colectivo, y nos describe aquella cara de la Realidad que refleja a una sociedad que aún se encuentra sometida a la repetición de su pasado.

1) Elecciones legislativas 2013

        Elecciones 2013Comencemos observando que acontecía política y electoralmente, durante el comienzo de los últimos cinco ciclos fractales de 13 años; es decir, en los años 1949, 1962, 1975, 1988 y 2000/01, los cuales se encuentran en sincronía con las próximas elecciones legislativas a celebrarse en octubre de 2013.

1949: Fue el año de la Reforma Constitucional que se sancionó expresamente a través de la asegurada mayoría con la que contaba el peronismo. Nótese la similitud con la actual Reforma de la Justicia, que fue sancionada expeditivamente por la mayoría aportada por el partido gobernante y sus aliados. Obsérvese también como se repite hoy día el mismo tipo de relación con la prensa que se dio durante la primera presidencia de Perón: “Desde fines de 1949 la comisión parlamentaria bicameral llamada “Comisión Visca”, cuyo cometido original era investigar torturas aplicadas por la policía, se dedicó a realizar investigaciones, allanamientos y clausuras de medios de prensa no oficialistas que afectó a unas 70 publicaciones. En forma paralela el gobierno aplicando una combinación de presiones -tanto oficiales como sindicales- y beneficios, fue adquiriendo en forma directa o a través de testaferros, periódicos, revistas y estaciones de radio. Al finalizar el gobierno de Perón sólo dos periódicos de circulación nacional -La Nación y Clarín- no pertenecían al Estado quien, por otra parte, controlaba la totalidad de las radios a las que la ley 14.241 había agrupado en cuatro cadenas.” (http://es.wikipedia.org/wiki/Primer_gobierno_de_Perón)

1962: En las elecciones legislativas de marzo de 1962 se produjo una importante fragmentación partidaria en relación con anteriores elecciones. Se presentaron 78 partidos, de los cuales la UCR (divida en Intransigente y del Pueblo) junto con los partidos Unión Popular y Laborista (que agrupaban a los militantes del peronismo) concentraron el 70 % de la votación. Luego, por distar 1962 un ciclo de 52 años respecto de 2013, resulta éste el escenario con mayor probabilidad de ocurrencia; por lo tanto, las próximas elecciones deberían mostrar un importante índice de fragmentación política, lo cual provocaría una caída en la cantidad de bancas del partido gobernante, con la consecuente pérdida de la mayoría automática.

1975: Tras la muerte de Perón, el enfrentamiento entre los propios peronistas se transformó en el centro de la escena política. Esto motivó que su viuda y sucesora presidencial, María Estela Martínez, se rodease e incorporase al gabinete, un grupo selecto de personajes de su entorno con el objeto de apuntalar su gestión y fortalecer su imagen pública. Situación muy similar a la llevada a cabo actualmente por la presidenta Cristina Fernández, viuda y sucesora del ex presidente Néstor Kirchner, quien se rodeó e integró su gabinete y otros lugares destacados, con militantes de grupos de base como “La Cámpora y Kolina” que responden a miembros de su entorno más íntimo (Máximo y Alicia Kirchner).

1988: Es un año donde la presidencia de Raúl Alfonsín sufre simultáneamente el impacto de varias sublevaciones militares y la profundización de la crisis económica; situación que precipita a Alfonsín a decretar el adelantamiento de la elecciones generales para el 14 de mayo de 1989. Como podemos observar, éste es también un posible escenario que no tiene porqué suceder, pero que sin embargo ronda la cabeza de muchos argentinos desconformes e impacientes con el actual gobierno.

2000/01: Esta fecha abarca con exactitud gran parte del año 2000 y los comienzos de 2001, por lo cual este tiempo tuvo como centro de atención la renuncia de “Chacho” Álvarez a la vicepresidencia de la Nación Renuncia de Chachopor el escándalo de las coimas en el Senado, y la obtención de un préstamo conocido como “el blindaje”, que le fue concedido al país, para sanear las cuentas públicas y equilibrar el déficit presupuestario. Bajo ese escenario político, los resultados de las elecciones legislativas de mayo de 2001 reflejaron la crisis que padecía el gobierno de De la Rúa. Hoy día, si bien no se espera la renuncia del actual vicepresidente, es innegable que tanto su figura, como los denunciados casos de corrupción que salpican al entorno presidencial, han afectado la credibilidad del gobierno; quien por otra parte a los efectos de sanear sus cuentas recurrió al recurso extremo de otro “blanqueo de capitales” para proveerse de dólares.

 

        Muchos de ustedes, por ser contemporáneos de los diversos ciclos presentados, seguramente ya intuían lo que el tiempo fractal nos muestra; sin embargo, lo importante de realizar éste análisis, es poner en evidencia que en tanto no hagamos algo diferente a lo habitual, nos va a resultar imposible escapar del eterno retorno de las crisis políticas, económicas y por sobre todo, morales, que nos afectan como sociedad. Cada vuelta de la “Gran Espiral” nos aproxima más al abismo y por ende a padecer una estrepitosa caída; por ello, sería muy importante que los diputados y senadores que resulten electos por la oposición NO repitan la misma actuación de los años 2007/2008; pues sino, van a ser incapaces de gestar una alternativa de gobierno para 2015. Si eso sucede una vez más, habremos perdido un tiempo muy valioso y con éste, la oportunidad de iniciar la transformación consciente de Argentina.

 

2) Panorama político 2014/15

        Los próximos dos ciclos fractales anuales que se desarrollarán entre el 17 de diciembre de 2013 y el 6 de diciembre de 2015, se corresponden con periodos históricos de tensión e inestabilidad política. Si realmente pretendemos hacer un cambio, estos dos años son cruciales para sentar las bases de una nueva Cosmovisión de Futuro para la Argentina; en tanto, si continuamos afirmando “éste país no cambia más”, he aquí lo que podemos esperar en virtud del pasado vivido.

        1950/51: Buscando un disciplinamiento de los gremios que disentían con ciertas prácticas del peronismo, la CGT modificó sus estatutos y autorizó la intervención de sus sindicatos miembros. Inmediatamente muchas huelgas comenzaron a ser declaradas ilegales. Los que más resistieron fueron los trabajadores de la Unión Ferroviaria, el paro se declaró ilegal, hubo despidos, detenciones y se intervino la organización sindical. Al poco tiempo, el otro gremio de ferroviarios, La Fraternidad, fue intervenida por oponerse a la reelección de Perón. Si recordamos que entonces, el transporte de cargas era fundamentalmente realizado por medio del ferrocarril, comprenderemos porque hoy esta situación se encuentra representada por los reclamos impulsados desde el Sindicato de Camioneros liderado por Hugo Moyano; quien tras romper su relación con el gobierno, ha encabezado la construcción de un frente político opositor al mismo.

1963/64: Es un período con enfrentamientos internos entre grupos de militares que buscaban el retorno a la vida democrática y quienes pretendían perpetuar el mando militar. Surge así la figura del Gral. Onganía, quien dos años más tarde se convirtió en presidente de facto de Argentina. Por otra parte, la CGT impulsa huelgas, tomas de fábricas y exige al gobierno cambios en su política económica.

1976/77: Tras el deterioro extremo del gobierno de Isabel Perón y la declaración del país en “estado de emergencia”, comienza la última y más cruenta dictadura militar. Son intervenidos los sindicatos, se suspende la actividad de los partidos políticos, se mantiene el estado de sitio, se crean consejos de guerra y se reinstaura la pena de muerte. Así comienzan las “desapariciones” y el exterminio de personas. Por supuesto que hay mucho más para decir, pero éste es el eje de lo que pretendo señalar.

 

        Nunca MasLa probabilidad de ocurrencia de un nuevo golpe militar, no solo es muy baja, sino que su ciclo fractal iniciado en 1930 se cerró en 1982 (52 años) el día que fracasó la Guerra de Malvinas. Este pasado, entonces, debe leerse como una propensión al surgimiento de la derecha, como sucede actualmente en muchos países de Europa, y al empleo de medidas más drásticas y autoritarias de parte del gobierno para sostener su capacidad de mando, como ya ha sucedido anteriormente durante el primer gobierno de Perón.

        Sin embargo, también debemos estar alerta de quienes actuando invisiblemente desde el otro lado del péndulo, promueven el conflicto a través de la manipulación de la sociedad anti-K para emplearla como grupo de choque en defensa de sus propios intereses; situación que podría derivar en un agravamiento de la tensión social que hoy divide a la Argentina, llevando al pueblo a enfrentamientos internos, de los cuales luego tengamos que arrepentirnos.

 

1989/90: Tras el estallido hiperinflacionario a comienzos de 1989 se agravó la inseguridad social y se produjeron numerosos saqueos a comercios y supermercados. Esto lleva al presidente Raúl Alfonsín a adelantar el traspaso del poder, por lo cual Carlos Saúl Menem, presidente electo con casi el 48% de los votos, asume la presidencia de Argentina el 8 de julio de 1989. En agosto, éste inicia la privatización de muchos bienes del Estado, en cuyo listado figuraban algunos medios de comunicación: Canal 11, Canal 13, Radio Belgrano y Radio Excélsior; meses después sanciona la ley que otorga el indulto a los militares de la última dictadura, y en diciembre de 1990 indulta al ex dirigente Montonero Mario Firmenich y a los miembros de las diversas Juntas militares. Una vez más, la idea de una entrega anticipada del poder va a estar rondando el pensamiento de mucha gente; en tanto desde el gobierno es posible que veamos nuevos anuncios e intervenciones sobre empresas privatizadas o de interés estratégico, y el armado de un “paraguas” protector para beneficio de quienes están siendo investigados por la justicia.

2001/02: Este tiempo representa el corolario de todos los anterioreQue se vayan todoss cambios de regímenes políticos que hemos mencionado; de ahí que tras el quiebre de la “Alianza”, surgiese espontáneamente la consigna popular: “Que se vayan todos”. Otra vez crisis política, crisis económica, crisis social, renuncia anticipada a la presidencia; y otra vez, la llegada de un líder “salvador”, que en esta oportunidad encarnó en la figura de Eduardo Duhalde. Este escenario nos dice que si la oposición repite las construcciones políticas de siempre, donde los dirigentes se unen solo en función de los votos a sacar, y nosotros solo pedimos que aparezca alguien a quien votar para que nos saque de las “crisis”; entonces, no habremos aprendido nada de nuestros errores y dará lo mismo quien nos gobierne, ya que sea quien fuere, no hará nada que ya no se haya hecho o intentado hacer, en el pasado.

 

        MatrixQuienes tuvieron la oportunidad de ver la saga completa de la película Matrix, podrán comparar éste momento histórico de nuestro país con el instante donde Neo se encuentra con el “Arquitecto” que diseñó y controla la matriz, y éste le dice más o menos esto: “si sales por esta puerta, al igual que todos los que te han precedido, habrá un gran caos y destrucción, pero quedará una pequeña parte de la población para reiniciar el ciclo una vez más. En cambio, si eliges la otra todo cambiará, y ninguno de los dos sabemos las consecuencias que eso traerá para ambos”.

        Es hora de terminar con ese viejo y paralizador refrán que nos dice “mejor malo conocido, que bueno por conocer”. Si seguimos haciendo lo mismo, votando lo mismo, pensando lo mismo, nunca sabremos que Argentina existe detrás de esa otra puerta que no nos animamos a abrir.

        Por eso, en la próxima entrega, te invito a que conozcamos juntos la Realidad que nos aguarda detrás de cada una de esas dos puertas, que nuestro destino y el tiempo, han puesto delante de todos nosotros.      

 

 

Joomla Templates - by Joomlage.com