El Papa Francisco y el Concilio Vaticano II

  Según los ciclos del tiempo fractal que van trazando nuestro devenir por el río de la Vida, el día 13 de marzo de 2013, día de la elección del Papa Francisco, nos hallábamos fractalmente en sincronía con los años 1756, 1961 y 2000; correspondientes a los respectivos comienzos de los tres últimos ciclos de 260, 52 y 13 años mayas.Francisco
  Resulta ser que en el año 1756, comenzó la expulsión de todos los jesuitas de los territorios de Francia, Portugal, España, Italia y las colonias en el nuevo mundo; situación que condujo a la posterior supresión de la Compañía de Jesús en 1773.
  Por otra parte, en 1961 comenzaron los trabajos preparatorios del Concilio Vaticano II, siendo el día 25 de diciembre de 1961, la fecha de la convocatoria oficial a la celebración efectuada por el Papa Juan XXIII. Este evento, del cual participaron muchas figuras destacadas de la Orden en su momento de mayor expansión numérica (36.000 jesuitas), sentó las bases de una nueva relación de la Compañía de Jesús con Roma.
  Cuatro ciclos 13TUN más tarde, en el año 2000, año del Gran Jubileo, el Papa Juan Pablo II expresa públicamente su arrepentimiento por los actos de intolerancia mostrados en el pasado y en el presente por la Iglesia; y  el 3 de septiembre de 2000 beatifica a Juan XXIII.
  Ahora, una vez más trascurridos un nuevo ciclo fractal 13TUN (unos meses menos que 13 años); el 5 de julio de 2013, el Papa Francisco firma el decreto que autoriza la canonización de Juan XXIII.
  Todos estos hechos, no son una mera coincidencia. Por el contrario, dan cuenta del por qué hay una idea colectiva de "renovación de la Iglesia" que se ha hecho presente a nivel mundial, y por qué en el imaginario colectivo de la gente se vincula a éste Papa con el Concilio Vaticano II y Juan XXIII; esto, independientemente de que tanto Francisco como Juan XXIII, hayan sido entronizados como Papas contando casi con 77 años de edad y que comparten un carisma similar.
Juan XXIIIUn dato interesante que puede leerse en la página http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_XXIII, es el siguiente relato formulado por el secretario personal de Juan XXIII en relación a la idea del Concilio:
"Recuerdo su comentario a mi perplejidad y a mi falta de entusiasmo cuando me comunicó la idea del Concilio. Me dijo: «No hay que preocuparse de sí mismo y de quedar bien. En la concepción de las grandes empresas basta con el honor de haber sido providencialmente invitados. Hemos sido llamados a poner en marcha, no a concluir."
Una frase por demás sugerente a la luz de los acontecimientos actuales, que nos hace pensar que quizás sea el Papa Francisco quien ha sido llamado a concluir la labor de Juan XXIII, o bien a retomar su llamado inicial.
Sin embargo, lo más sorprendente que podemos observar en éste escueto análisis, es que hoy un ciclo de 260 años después que la Iglesia expulsara y suprimiera a la Compañía de Jesús, ésta retorna con un Papa salido de la Orden y de las propias entrañas del Continente Americano; poniendo así en evidencia una vez más, como el pasado se hace continuamente presente en nuestra realidad a través de la regularidad del tiempo fractal, que a través de la repetición cíclica de un patrón de energías arquetípicas, opera invisiblemente sobre nuestra consciencia individual y colectiva.

Joomla Templates - by Joomlage.com