Corea y la crisis de los misiles de Cuba

   Las dos coreasLa actual amenaza lanzada por Corea del Norte contra Corea del Sur, Estados Unidos y Japón encuentra su vínculo fractal especialmente en el inicio de los últimos dos ciclos evolutivos de 52 años mayas (51 años y tres meses calendarios), 1910 y 1961; pero para comprender adecuadamente a todos los actores involucrados, es menester tomar conocimiento del ciclo fractal propio de Corea como sujeto colectivo, comprendido entre 1898, 1948 y 2000 que no se cerró adecuadamente:

1898) En 1895 Japón había conseguido el control sobre Corea después de vencer a China, que hasta entonces era quien ejercía el dominio. Por su parte, Rusia avanzaba sobre Asia oriental y en 1898 arrebató Port Arthur a China, con el fin de convertirlo en puerto central de su fuerza marítima en el Pacífico. Esto desató un conflicto que años más tarde produjo la Guerra Ruso-japonesa (1904-05), donde nuevamente Japón salió victorioso y fue oficialmente reconocida su influencia dominante sobre Corea.

1910) La dominación japonesa de Corea se establece de forma definitiva. Japón consolida su gobierno imponiendo rígidos cambios políticos y administrativos, ampliamente resistidos por el pueblo coreano.

1948) Tras la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos y la U.R.S.S. acuerdan la división de Corea por el paralelo 38. Si bien los coreanos esperaban la unificación, las conferencias de unificación americano-soviéticas (1946, 1947) acabaron en mutua desconfianza; llevando hacia finales de 1948 a crear la República de Corea en el sur, y la República Democrática Popular de Corea en el norte.

1961) Es un año de inicio de grandes tensiones internacionales, la más importante es la "Crisis de los misiles de Cuba" que puso en vilo al mundo entero ante la amenaza de una guerra nuclear; situación que también llevó al quiebre de las relaciones entre China y la U.R.S.S. (primeras potencias que disputaron el control de Corea a fines del siglo XIX), por haber ésta última accedido a retirar los misiles de Cuba.

Corea 20002000) Desde el 13 hasta el 15 de junio de 2000, los líderes de ambas Coreas celebraron la primera cumbre desde la separación. En ella, ambos mandatarios adoptaron un principio de acuerdo para establecer relaciones diplomáticas con miras hacia un proceso de reconciliación, el cual pareció sellarse durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Sídney (Australia), en la cual ambas delegaciones desfilaron unidas bajo una sola bandera.

    Luego, con toda esta información a la vista, podemos ver cómo mientras el pueblo coreano en 1948 esperaba su unificación e independencia, a cambio recibió su partición en dos ideologías enfrentadas. Situación que 52 años más tarde, en 2000, parecía haber llegado a su fin de la mano de la vía diplomática, pero que una vez más se vio truncada en 2002, al ser Corea del Norte cuestionada por realizar pruebas nucleares. Hecho, éste último, que estaba fractalmente en sincronía con la Guerra de Corea (1950-1953) acontecida un ciclo de 52 años mayas antes, el cual influyó sobre el inconsciente colectivo potenciando el enfrentamiento interno y el temor a un nuevo conflicto armado.

    Lamentablemente en 2013, si bien está presente la oportunidad de avanzar nuevamente hacia un encuentro de las partes por ser un fractal del año 2000, parece ser que en el imaginario colectivo coreano tiene mayor peso la dominación extranjera que ya lleva más de cien años, que la muestra de buena voluntad plasmada durante el desfile simbólico acontecido en Sídney.

    Por esta razón, al estar nuestro presente actual asociado fractalmente a los años 1961/62, durante los cuales China, Rusia, Estados Unidos y Japón a través de éste último, pusieron en juego el conflicto de sus intereses en territorio cubano, y al ser estos mismos actores internacionales los que se han disputado el control de Corea a través del tiempo; resulta que hoy vemos trasladarse el escenario cubano al Asia oriental, con la salvedad que Corea no es un tercero involucrado como fue Cuba, sino el principal país afectado por un conflicto de intereses centenario, y que además cuenta con un gobierno en el Norte que parece no responder a ninguna de estas potencias dominantes. En consecuencia, retorna sobre el mundo la amenaza nuclear y la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial, que aun sobrevive en el inconsciente colectivo.

     Quizás éste conflicto venga a cerrar de forma definitiva el ciclo de la Guerra Fría inaugurado en 1961 con la construcción del Muro de Berlín; y que así como cayó la pared que dividió al mundo entre oriente y occidente, presenciemos en poco tiempo más la caída de las fronteras artificiales que todavía dividen al Norte del Sur. Quizás todo termine como en 1962 y avancemos hacia un diálogo definitivo de paz y unidad.

    La verdad es que los ciclos fractales son solamente un complejo camino que entreteje los tiempos vividos y por vivir, ellos no nos dicen que rumbo tomar, solo nos muestran el cuadro de situación y las posibles alternativas; somos nosotros, los seres humanos, quienes con nuestro libre albedrío tenemos el poder de elegir hacia donde avanzar y qué clase de Humanidad vamos a generar por los próximos 5200 años.

Joomla Templates - by Joomlage.com