Argentina 2015. ¿Repetición o Renacimiento?

         argentina y la reginEl mismo día 21/12/2012, cuando la Humanidad inició un nuevo ciclo de 5200 años, Argentina hizo su ingreso a un histórico tiempo de transición, donde quienes la habitamos tendremos la obligación moral de elegir entre seguir afirmando quejosamente éste país no cambia más”; o bien, asumir conscientemente el compromiso de gestar un nuevo futuro para nuestro país y toda la región.

        La primera vez que mencioné éste tema fue durante una charla que brindé el 20/11/2008, cuando apoyándome en la crisis económica sufrida en octubre de ese año, demostré cómo operaban los ciclos del Tiempo Fractal; para inmediatamente después exponer que tanto Argentina como Latinoamérica, se aproximaban a un punto de inflexión que les posibilitaría cerrar su pasado y gestarse un futuro diferente. Claro está, que por entonces, estas conclusiones estaban más cerca de parecer una utopía que de formar parte de una realidad inminente. Hoy, sin embargo, a la luz de los variados ejemplos que he venido describiendo tanto en mi libro (Tiempos de Transformación), como en ésta página web (holomovimiento.org), aceptar que la realidad presente está condicionada por nuestro pasado, resulta cada día más admisible y comprobable por los hechos.

        No obstante, explicar cómo sucede esto no es algo sencillo, pero nos podemos aproximar bastante si pensamos que todo lo que hacemos queda almacenado cíclicamente en los diferentes niveles de una gran memoria universal (individual, social, global, colectiva, etc.); de esta forma, cuando cada ciclo fractal se reinicia, la información previamente acumulada afecta nuestro inconsciente, y nos induce a repetir o imitar conductas y acciones realizadas en el pasado. En cambio, cuando llegamos a ser conscientes de éste proceso, tenemos la posibilidad de elegir comprender el pasado, y así valiéndonos de dicha información, crear una nueva realidad; del mismo modo que al regrabar un DVD, lo hacemos “reescribiendo” sobre la vieja información que estaba almacenada.latinoamerica

        Es así, que hoy estamos siendo nuevamente influenciados por el último ciclo fractal de 260 años que rigió sobre nuestra consciencia global entre 1756 y 2012, el que se desarrolló a través de 5 etapas de 52 años cada una, cuyos inicios acontecieron en 1756, 1808, 1859, 1910 y 1961, respectivamente. Motivo por el cual, durante los próximos 52 años que distan del año 2064, vamos a estar reescribiendo los nuevos paradigmas que regirán esta naciente etapa de la humanidad, sobre lo que antaño grabaron quienes impusieron el viejo paradigma de la modernidad durante el llamado “Siglo de las Luces”.

        Por otra parte, el hecho crucial que señala el comienzo del ciclo de 260 años que corresponde al nacimiento de América Latina, es la Gran Gesta Emancipadora que se produjo en toda la región a partir de 1808, aprovechando la abdicación de Fernando VII, rey de España, forzada por el entonces emperador de Francia, Napoleón Bonaparte. En consecuencia, el 22/12/2012 Latinoamérica ingresó a su 5ª etapa o ciclo de transformación; hecho trascendente que para nosotros significa que los próximos 52 años serán cruciales para consolidar el futuro de toda la región. Pues, lo que al inicio del anterior ciclo de 5200 años significó la unificación del Alto y Bajo Egipto, a éste tiempo le corresponde la consolidación de la Unidad Latinoamericana y la preservación de su Bio-diversidad como fuente de inspiración y recursos para el surgimiento de una genuina comunidad planetaria interdependiente y organizada.

        Cumbre de la Tierra 1992No es casualidad, entonces, que 20 años atrás, en 1992, se celebrara en Brasil la “Cumbre de Río”, que dio vida a la famosa “Carta de la Tierra” que instaló el valor de la sustentabilidad en la agenda global; y que a la vez en Venezuela, surgiera Hugo Chávez reflotando la imagen y las ideas de Simón Bolivar. Pero no se trata aquí de hacer lecturas políticas/ideológicas, sino de leer la esencia de lo que aconteció y acontece, y observar como el nacimiento de la Revolución Bolivariana, la Cumbre de Río, el Primer Foro Social Mundial de Porto Alegre, la creación del Mercosur y el Unasur, la llegada a la presidencia de Evo Morales, Chávez, Lula, Kirchner, Correa, Lugo, Mujica, etc., etc.; son todos hechos que se corresponden fractalmente con el clima de agitación previa al movimiento independentista que atravesó a todo el continente americano a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.unasur

        Por lo tanto, al igual que hace 200 años atrás lo hicieron nuestros ancestros, hoy nos toca a nosotros ser los impulsores de una nueva gesta emancipadora; ya no del viejo yugo colonial; sino de un traumático pasado que nos ha arrastrado impetuosamente hasta situarnos al borde de una desintegración social.

        Es sumamente importante saber entonces, que durante los próximos dos años que nos separan del 25 de mayo de 2015, cuando Argentina se sincronice fractalmente con el 25 de mayo de 1810, tenemos la gran oportunidad de cambiar nuestro destino colectivo y retomar desde un nuevo punto evolutivo, el camino de grandeza que se perfilaba en nuestro país a comienzos del siglo XX, y se viera interrumpido por la crisis económica del ’30 y el primer golpe militar desde la sanción de la Constitución de 1853.

        25 de mayo de 2010En consecuencia, el próximo gobierno que asuma en Argentina el 10 de diciembre de 2015, no será un gobierno más. Este tendrá el potencial necesario para cerrar el viejo ciclo de repetición y deterioro que nos gobernó por 200 años, y a la vez para impulsar la puesta en marcha de una nueva Cosmovisión de Futuro en sintonía con los grandes valores humanos que anidan en el Corazón de todos nosotros, por encima de cualquier diferencia ideológica o dogmática.

        Observemos, pues, como nuestra actual consciencia colectiva está siendo afectada simultáneamente en los tres niveles que la constituyen:

Nivel GLOBAL: Implementación de los nuevos paradigmas que regirán el presente ciclo de la humanidad.

Nivel REGIONAL: Consolidación de la unidad Latinoamericana en un marco de respeto a la Madre Tierra.

Nivel LOCAL: Interrupción del pasado y gestación de una nueva Cosmovisión Colectiva de Futuro.

        Y cómo, por lo tanto, están dadas todas las condiciones para que Argentina recupere el potencial que tenía un siglo atrás y se convierta en ese ansiado “faro del mundo”, fuente de inspiración y modelo a imitar por otras naciones. Ese es nuestro destino, un destino cuyos primeros pasos comenzamos a transitar, cuándo la crisis económica desatada en diciembre de 2001, nos transformó en pioneros de lo que el primer mundo comenzaría a padecer siete años más tarde.

        Hoy en cambio, nos toca ser nuevamente pioneros, pero esta vez frente a la gran crisis general de la política y del Estado, ambos heridos de muerte por la corrupción desenfrenada, y funcionales a una amplia mayoría de funcionarios y dirigentes provenientes de todos los sectores de la sociedad, que solo buscan el bien propio, mientras nos hablan del Bien Común y defienden a viva voz, la mismas cosas que critican en los demás.

        ¡Tomemos consciencia!, el solo hecho de ir a votar no nos va a liberar del pasado; hay que involucrarse y comprometerse en la gestación de lo nuevo, hay que salir de nuestra zona de confort.

        Somos mucho más que un pueblo solidario que se despierta ante una tragedia, somos una gran comunidad multiétnica y multicultural que desde hace 500 años aguarda éste momento.

        Yo me pregunto entonces, ante esta realidad que hoy sale a la Luz.

         Nosotros, ¿QUÉ VAMOS A ELEGIR?

Joomla Templates - by Joomlage.com